Consejos de seguridad informática

La seguridad informática es una de las claves de cualquier sistema informático. La pérdida, daño o robo de archivos o programas puede suponer unos costes en términos de tiempo, oportunidad, capital y marca que ninguna empresa debería correr. El problema es que muchas de ellas no le prestan la debida atención a vigilar la seguridad de sus equipos informáticos.

Muchas empresas se limitan a adquirir ordenadores, configurarlos e instalar los programas que van a necesitar. Pero generalmente no invierten nada de tiempo en establecer un sistema de copias de seguridad automatizadas que les permita disponer de un registro y archivo de todas las tareas que realizan. Tampoco prestan mucha atención a la seguridad de su red Wifi.

Ante estas situaciones, lo único que cabe tener en cuenta es poner en marcha algunos consejos para mejorar la seguridad de nuestros ordenadores.

1. Instala un antivirus y un firewall

Si tienes un equipo conectado a Internet, corres el riesgo de que en algún momento algún virus se instale en tu ordenador. Puede que no te haya pasado hasta ahora porque sigues algunas buenas prácticas de navegación, pero es posible que sin darte cuenta se haya introducido algún troyano al conectarte a alguna página y descargar un archivo.

Por otro lado, nuestro ordenador tampoco está a salvo de que otros equipos intenten llevar a cabo ataques informáticos para entrar en él. En lo que respecta a los servidores, disponer de un firewall es un “must” que no debemos olvidar.

2. Cambia la contraseña de tu Wifi

No utilices necesariamente el nombre de usuario y contraseña que te dan de fábrica. Lo mejor es tratar de conseguir que nadie la identifique, ni pueda conectarse a ella fácilmente en caso de que sea un password fácil de averiguar. En cualquier caso, siempre es recomendable cambiarla cada cierto tiempo, especialmente si sospechas que alguien puede estar utilizándola desde algún sitio cercano.

El mejor método para conectarse a Internet es por cable. La Wifi no debería ser la herramienta principal; de hecho, tu conexión a Internet será algo más lenta si lo haces por vía inalámbrica en vez de por cable. Estudia la posibilidad de instalar una red informática cableada en tu oficina.

3. Haz copias de seguridad automatizadas

No valen que sean simplemente copias de seguridad que realizas de manera espontánea en determinados momentos. De lo que se trata es de que el trabajo de un día, o toda la información que guardas en tu ordenador durante ese día, pueda ser accesible en un futuro y no se pierda en ningún caso. Pueden ocurrir decenas de eventualidades que te hagan perder 8 horas de trabajo y, por lo tanto, 8 horas de productividad y 8 horas de ingresos.

¿Estás dispuesto a correr ese riesgo? Se puede solucionar muy fácilmente instalando un sistema que realice copias de seguridad remotas de manera automática de aquellos elementos que vayas modificando y sea absolutamente necesario mantener.

4. Configura contraseñas de acceso a los ordenadores

Supongamos que a tu oficina vienen habitualmente personas de fuera y no siempre sabes con qué intenciones. En algún descuido, pueden aprovechar para conectarse con alguno de tus ordenadores cuando nadie los esté viendo. Esto puede resultar peligroso si tienen intención de realizar algo indebido. Lo mejor es que nuestros ordenadores siempre estén protegidos con una contraseña de acceso y que sólo la conozca el usuario de ese ordenador.

5. Cambia tu manera de navegar por Internet

Los ordenadores de la empresa deberían utilizarse para fines de la empresa. Muchas compañías establecen políticas para que los empleados no utilicen los activos informáticos de la empresa para fines personales, lo que además puede perjudicar a su productividad. No hay nada de malo quizás en que los usuarios puedan relajarse durante algunos minutos entre horas. El problema es utilizar la computadora directamente para realizar actividades de alto riesgo.

Por ejemplo, el ordenador de la empresa no debería utilizarse para conectarse a redes P2P de intercambio de archivos, ya que son una fuente de riesgo para la descarga de archivos con virus. Por otro lado, el disco duro podría llenarse rápidamente si se bajan muchos archivos (películas, música, programas, etc), lo que afectaría al rendimiento del ordenador.

6. Utiliza contraseñas seguras para tus programas

Hoy día gran parte de nuestra actividad online se realiza en la nube. Por tanto, lo recomendable es que no sólo protejas tu disco duro y lo que hay en él, sino también todos los programas que estés utilizando, desde Gmail y las redes sociales hasta cualquier otro software que emplees habitualmente. Utiliza siempre contraseñas seguras, que alternen mayúsculas y minúsculas, caracteres especiales, números, etc.

7. Los adjuntos de correo electrónico

El correo electrónico se ha convertido en una de las formas más populares de distribuir código malicioso. Sin embargo, con una combinación de buenas prácticas podrá mitigar el riesgo de los virus en el correo. En primer lugar, no abra ningún archivo adjunto de personas desconocidas.

Sin embargo, existen algunos ataques que se apoderan del cliente de correo de una persona conocida para propagarse. Eso nos lleva a la segunda recomendación. No abra archivos de personas conocidas que no está esperando. Los atacantes de hoy en día saben que tipo de archivos son los más populares entre las empresas y entre los usuarios por lo que siempre tratan de engañar a la gente con este tipo de extensiones (.doc, .xls. .jpg). Si sospecha de la veracidad de un archivo, tómese el tiempo de escribirle a la persona para garantizar que efectivamente le haya mandado el archivo.

Por otro lado, colabore con los filtros de spam. Si un correo es indeseado, márquelo para que los filtros se vuelvan más inteligentes y puedan evitar esta molesta y peligrosa práctica.

8. Actualice regularmente su sistema

Actualice regularmente su sistema operativo y el software instalado en su equipo, poniendo especial atención a las actualizaciones de su navegador web. A veces, los sistemas operativos presentan fallos, que pueden ser aprovechados por delincuentes informáticos. Frecuentemente aparecen actualizaciones que solucionan dichos fallos. Estar al día con las actualizaciones, así como aplicar los parches de seguridad recomendados por los fabricantes, le ayudará a prevenir la posible intrusión de hackers y la aparición de nuevos virus.

9. Utilizar conexiones a Internet de confianza

Cuando se está con un portátil o tableta fuera de nuestra oficina a veces se utilizan redes WiFi públicas, lo cual supone un alto riesgo para la seguridad de nuestra información y la de la empresa. Si aun así consideramos absolutamente inevitable conectarnos a una red WiFi pública, al menos deberíamos utilizar conexiones cifradas (por ejemplo, utilizando sitios web cuya dirección empieza por ‘https’ en vez por ‘http’). Lo ideal sería que utilizáramos el portátil o tableta con la conexión a internet de nuestro propio teléfono móvil (mejor con un cable que por la WiFi del teléfono). Todavía mejor sería utilizar una servicio VPN (Red Privada Virtual) que garantizase la confidencialidad de las comunicaciones cifrando toda conexión a internet.
Especial atención a esta norma se debe tener en lugares muy concurridos como ferias o aeropuertos, donde es habitual que ciberdelincuentes espíen las comunicaciones por WiFi. Una práctica habitual que utilizan es crear una red WiFi con el mismo nombre que un restaurante o cafetería cercano, con gran potencia, y dejándola de libre acceso. Muchas personas considerarán que se trata de la WiFi propia de esos establecimientos y pensarán que es segura, cuando en realidad alguien está espiando todo el tráfico que circula por esa red WiFi.

10. El sentido común

En general, todos estos consejos se basan en el sentido común. Si está en la carpeta de Spam, desconfía. Si es un mensaje extraño el que te manda tu amigo, desconfía y pregúntale directamente a él si te lo ha enviado él. Si tu banco te pide en un email tus contraseñas, desconfía. Si a cambio de rellenar un cuestionario, una web te regala algo, desconfía. No lleves tus contraseñas pegadas con celo al móvil, ni en un post-it al lado del portátil. Si tu sistema operativo, tu navegador web o tu antivirus te piden que los actualices, hazlo. No te dejes en ordenadores públicos tus cuentas abiertas. Y, por último: realiza copias de seguridad.

Referencias:

http://www.abc.es/20111118/tecnologia/abci-diez-consejos-seguridad-informatica-201111181236.html
http://www.delitosinformaticos.info/consejos/sobre_seguridad_informatica.html
http://www.enter.co/chips-bits/enterprise/consejos-de-seguridad-informatica-para-todos/
http://www.gadae.com/blog/seguridad-informatica-consejos/

1 pensamiento sobre “Consejos de seguridad informática

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *